Hay una serie de figuras geométricas que el observador ve de una manera diferente a como son en realidad. Por ejemplo, puede hacerse que líneas o distancias de la misma longitud parezcan diferentes, como ilustra la figura de F.C. Mueller- Lyer.
geometricas.gif
Aquí las flechas en los extremos de las líneas crean una ilusión.

Los psicólogos han intentado conocer la causa de las ilusiones ópticas a lo largo de siglos. Un diccionario de psicología define una ilusión ópticas como "la carencia de acuerdo entre los estímulos físicos o objetivos y las sensaciones o juicios perceptivos al valorar el estado, (...) tamaño, posición y dirección en el espacio de un estímulo o de determinadas partes del mismo".
Barbara Gilliam, profesora de Psicologia en la Universidad de Nueva Gales del Sur, resume su concepto de ilusión en tres puntos:
  • El primer punto es que la ilusión no es producto del pensamiento, sino de la percepción. Aunque uno sepa que su impresión es errónea, la ilusión óptica no desaparece (aunque puede verse debilitada si se observa con atención y durante un breve periodo de tiempo).
  • El segundo punto es que la ilusión no se produce en la retina.
  • El tercer punto es que los movimientos del ojo no están implicados en la creación de la ilusión.

Más abajo se describen otras figuras que también crea ilusiones ópticas.
Ebbinghouse Illusion.png
En las figuras del psicólogo estadounidense Edward Bradford Titchener, por ejemplo, el círculo interior de la izquierda parece más pequeño que el círculo interior de la derecha.
url.htm
En las figuras de Zöllner, las líneas paralelas parecen inclinarse unas respecto a las otras.
ponzo.jpg
En la figura de Mario Ponzo, las líneas rectas parecen de tamaños diferentes cuando estan en el interior de dos rectas convergentes.

Las cuatro barras tienen la misma longitud.
Perpendicular.png
La barra horizontal parece más corta que la vertical.
triang.jpgImpossible Link.png
La figura imposible, usada a menudo como ejemplo en la psicología de la percepción, confunde el centro de la mirada utilizando una hábil combinación que hace parecer que los elementos bidimensionales situados sobre el papel como una figura reclinada son tridimensionales.

Figura- fondo
En el diseño, el objeto cuya forma es más sencilla se convierte en la figura, mientras que el objeto con la forma más compleja se convierte en el fondo. La distinción entre si es figura o el fondo (y por ello ignorado), no depende del color, sino de lo distintivo de las figuras.
lineasfondo2.giflineasfondo.gif
El tamaño es el factor clave de la relación figura-fondo: las líneas negras forman la figura, mientras que la otra figura no hay distinción entre fondo y figura.
No obstante, una percepción cambiante de la relación figura-fondo también puede resultar atractiva: los denominados diseños ambiguos son estructuras que se han dibujado de manera deliberada para que la percepción óptica admita dos interpretaciones diferentes (ambivalencia).
cubo.gifCube Corner.png
Victor Vasarely llamaba a esto "efecto cinético". Un ejemplo conocido es el cubo de Necker. El dibujo es un modelo de malla de un cubo, pero el cubo tiene una forma diferente según donde enfoquemos la mirada: puede parecer un cubo apoyado en su cara inferior si lo observamos desde la parte superior derecha, o bien un cubo que se proyecta hacia la parte superior derecha si miramos desde la parte inferior izquierda. Los cuadrados superpuestos, en consecuencia, pueden verse bien como el frente o la parte de atrás.
figura_fondo11.jpgcuboseguidos.gif
Otros ejemplos conocidos son la figura ambigua de Edgar J. Rubin y la figura de Thiéry. También merece la pena mencionar las obras de Maurits Cornelis Escher. Las figuras ambiguas están relacionadas con las imágenes con figuras escondidas donde hay que encontrar un objeto aparentemente oculto.

Más ilusiones ópticas,

wyrmcop
Ilusionario